Errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa

Tu hogar debe ser un espacio en el que reine..

errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa

Errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa

Tu hogar debe ser un espacio en el que reine la comodidad y seguridad. Cada detalle cuenta y una parte muy importante para lograr rincones espectaculares es contar con unas ventanas de la máxima calidad. Es cierto que son un elemento fundamental, pero también somos conscientes de que hay que realizar una contundente inversión de inicio para poder disfrutar de las que siempre has querido. Por eso, es conveniente acertar para que luego no te arrepientas. Lo primero que tenemos que decirte es que no debes precipitarte. Tienes que tomarte tu tiempo para realizar una buena elección. Esto es lo que te permitirá poder comparar para hacerte con lo que estás buscando. Los amigos de Alunaranjo son fabricantes de ventanas de PVC en Madrid y seguro que pueden ayudarte. Ahora vamos con algunos errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa. ¡Evítalos!

Quédate con los errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa 

  1. No recurrir a profesionales: Está claro que siempre hay “manitas” que pueden ayudar con algunas tareas y llevar a cabo chapuzas, pero estamos hablando de otra cosa. Instalar las ventanas es un trabajo complicado y que lleva bastante tiempo, por lo que se debe contar con los servicios de alguna empresa especializada. De esta manera, te estarás ahorrando disgustos. Una mala instalación de las ventanas puede desembocar en estar mal a gusto en casa y en cosas peores, como puede ser la pérdida de seguridad. Si se colocan mal, puede haber fugas o no abrir y cerrar con normalidad. Ten cuidado porque puedes encontrar servicios baratos, pero quizás luego todo salga mucho más caro. No ahorres en lo que no debes. 
  2. Elegir un mal momento: Es otro de los errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa. Con esto, debemos pensar que, cuando se sustituyen las ventanas, normalmente se realiza junto a una reforma más profunda en la vivienda. Sin embargo, no siempre hay que ponerlas en el mismo momento. Hay algunos trabajos como el cambio en las paredes de azulejos o baldosas que deben hacerse después de instalar las ventanas. ¿Por qué? Porque, si pones antes las ventanas, lo que vas a lograr es que no haya ningún tipo de problema a la hora de instalar los otros elementos. Todo dependerá de si también tienes que pintar, que es lo normal. Si has confiado en profesionales, ellos sabrán cómo hacerlo. 
  3. No apostar por el doble cristal: Es cierto que es más caro, pero, a la larga, compensa. Las ventanas también cumplen con una función muy importante. Es la de aportar aislamientos. Colaboran con los dos, tanto a nivel térmico como acústico. El doble acristalamiento es clave para lograr que en la vivienda se mantenga una temperatura correcta para la comodidad y salud de todos. Dicho esto, el doble cristal también ayudará a evitar ruidos que pueden ser realmente incómodos. No hay nada más desagradable que estar en casa y no poder estar a gusto porque siempre está sonando algo. Igual es complicado controlar a los vecinos a través de la pared, pero lo del exterior puede estar bajo control. 
  4. Elegir mal el tipo de ventana: En el mercado puedes encontrar varias alternativas con respecto a la tipología de ventanas que puedes elegir. Las hay de apertura normal, oscilobatientes o correderas. Todo dependerá del espacio en el que vayan a ser instaladas. Si es una estancia de la casa con bastante amplitud, puedes permitirte cualquier cosa, pero si el espacio es algo más reducido, quizás una corredera puede ser la opción perfecta, ya que no ocupa nada al querer abrirla o cerrarla. 

Ahora que conoces algunos de los errores que no cometer al cambiar las ventanas de casa, vamos con el último. Está bien que te fijes en lo estético, pero no te olvides de que, ante todo, las ventanas deben ser algo funcional. Si no es así, tendrás un problema.